Nuestro método

para cambiar el mundo

Filosofía DFC

En 2001, Kiran Bir Sethi funda Riverside School, primer colegio I CAN y organización pionera en innovación educativa a través del Design Thinking. La filosofía DFC nace en su seno con el objetivo de fomentar la voluntad, el compromiso y los valores HumanE™ basados en las 5 “E”: Empatía, Ética, Excelencia, Elevación y Evolución.

Empatía:

componente social esencial para relacionarse en comunidad. Su desarrollo “alimenta” el corazón.

Ética:

conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona y le permiten pasar a la acción relacionándose desde el respeto.

Excelencia:

necesidad de desarrollar el talento de manera eficaz. Se fomenta a través del trabajo colaborativo, donde el proceso es más importante que el resultado.

Evolución:

intención de crecimiento constante al modificar actitudes, conductas o propósitos, a partir de la reflexión sobre los aprendizajes extraídos de la experiencia.

Elevación:

satisfacción al emprender una acción conjunta que puede ser útil e inspirar a otras personas; es decir, pasar del “Yo” al “Nosotros/as”; y del “Nosotros/as Podemos” a “Tú también Puedes”.

“What we do in education can take us from being human  to being HumanE

Kiran Bir Sethi, fundadora de Design for Change.

¿Qué es el I CAN Mindset?

Una mentalidad basada en el I CAN, que parte de la convicción de que todas las personas pueden ser protagonistas de sus propias vidas, marcarse sus propios retos, ser sensibles con su entorno y con las personas con las que conviven, y confiar en sus habilidades para resolver retos utilizando la metodología DFC.

I CAN mindset

Metodología DFC

Un proceso de 5 fases basado en el Design Thinking que provee de herramientas para desarrollar competencias a través de la resolución de retos. Las personas formadas en DFC la aplican y adaptan según sus necesidades.

DFC propone un cambio de mirada: del docente al alumnado, y viceversa; de persona a persona; a la misma altura; así se facilita la escucha. Implementando la metodología DFC se introduce la creatividad y el diseño en los centros educativos y organizaciones para que niños, niñas y jóvenes sean protagonistas de sus propias historias y desarrollen las competencias del siglo XXI a través de la resolución de retos: empatía, creatividad, trabajo en equipo, pensamiento crítico y liderazgo compartido; y, sobre todo, aprender a aprender. Así, se convierten en agentes de cambio.

Una vez seleccionado el reto, la clave es que, frente al problema-solución al que estamos acostumbrados, se emprende un proceso, donde se sistematiza la observación, la participación colectiva y la reflexión, a través de sucesiones de divergencias, convergencias y síntesis

 "Las competencias son el salto cualitativo esencial en DFC porque están asociadas a acciones reales. En el proceso DFC, la fase Actúa es la clave”,

Durante el proceso DFC, y siempre en grupo, cada niño, niña o joven siente qué le preocupa de la temática propuesta y, mediante una sucesión de divergencias, convergencias y síntesis, todos juntos eligen un foco de acción común, que luego transforman en un reto; a continuación, cada cual imagina soluciones que se ponen en común a través de un brainstorming, eligen una entre todos, la prototipan, comparten el resultado con otros grupos y aprenden la importancia de dar y recibir un feedback correcto; una vez terminado, el alumnado actúa elaborando un plan de acción, es decir, no quedándose en el “hay que” o en los conocimientos teóricos; después, reflexiona sobre lo aprendido y evolúa (o dicho de otra manera: evaluación + evolución); y finalmente, comparte con el mundo el resultado de la experiencia.

Implementando la Metodología DFC, niños, niñas y jóvenes desarrollan consciencia de que el cambio es posible y de que pueden liderarlo. ¡Apuesta por el cambio y atrévete a revolucionar tu aula!

¡Descubre nuestras formaciones y aprende la Metodología DFC!

ver formaciones

Cinco fases para decir "I CAN"

La puesta en práctica de la metodología DFC impulsa el I CAN Mindset y facilita su progresiva asimilación por parte de niños, niñas y jóvenes, que descubren que sí pueden, que son importantes, que el cambio es posible y que pueden impulsarlo

“DFC mejora la convivencia entre el alumnado y favorece el trabajo cooperativo”.

¡Descárgate la Guía para facilitar proyectos!

IR A LA GUÍA