Durante el Festival I CAN, Amaya Vizmanos, joven changemaker de Ashoka España, nos regaló unas inspiradoras palabras que fomentan la empatía y el paso a la acción de los y las jóvenes. Gracias, Amaya.

 

“Lo primero es dar las gracias, porque vaya honor ser calificada como una voz del cambio. Es todo un orgullo estar hoy aquí y poder estar con vosotros desde todos los puntos de España. Yo estoy en Pamplona, qué es la ciudad en la que vivo. Mi nombre es Amaya Vizmanos, tengo 19 años, y soy una de las de las seis jóvenes Changemakers que ha seleccionado Ashoka este año en España. Ashoka es una fundación internacional que impulsa a los líderes de innovación para construir una sociedad capaz de generar un cambio positivo en el mundo. Su mensaje, al igual que en Design for Change, es que cualquier persona puede convertirse en un agente o un artista de cambio, generando un impacto positivo en su entorno e inspirando a otros para que le acompañen en su camino y para que ellos también emprendan su propio camino.

Yo soy una joven que estoy estudiando en la universidad Derecho y Economía, porque me apasiona entender el mundo. Desde pequeña he sido una niña muy ilusionada y me califico un poco como ‘esponja’ porque me ha gustado siempre meterme en muchas cosas, porque yo sabía que algún día todas esas cosas tendrían sentido. Ese día llegó durante la pandemia: impulsé un proyecto que se llamó “Yo te ayudo con la Sele”, para ayudar a todos los alumnos de Bachillerato a preparar el examen. Creamos una comunidad de más de 30.000 estudiantes que se ayudaban entre ellos: dándose clases, compartiendo apuntes, inspirándose, hablando de su carrera para que otros pudieran saber si eso le gustaba a uno, etcétera… y transformamos ese espíritu competitivo que suele haber en un examen de acceso a la carrera por un espíritu de cooperación, sabiendo que juntos éramos más fuertes. Por eso nuestro mensaje era “Solo tú, pero no tú solo”, porque sí que es verdad que tú eres quien tienes que trabajar, pero no estás solo en el camino; porque tienes a profesores y a compañeros que te acompañan.

Después nació Xirimiri, una asociación juvenil de Pamplona, que quiere impulsar el talento joven y quiere conectarlo con empresas, con el Ayuntamiento, y en general con nuestros mayores, que son quienes más saben y quienes más experiencia tienen, porque lo que más nos hemos dado cuenta es de que juntos somos mucho más fuertes, y en Pamplona echábamos de menos ese espacio dónde pudiéramos estar juntos para hacer cosas.

Pero bueno, la protagonista hoy no soy yo, sois vosotros, y tengo que trasladar en nombre de todos los miembros del jurado y de toda la sociedad, nuestra más sincera enhorabuena. Y no por el resultado sino por el proceso. Un total de 6.300 jóvenes entre 2019 y 2020 habéis cambiado el mundo, cosa que es digna reconocimiento. ¡Enhorabuena de corazón! Enhorabuena a vosotros, pero también a vuestros profesores, familias, y en general a todas las personas que os hayan podido ayudar en este camino. 120 alumnos y alumnas y todas las edades y de casi todos los puntos de España aquí reunidos es casi algo mágico, porque aunque tenemos pantallas, estamos compartiendo corazones y proyectos finalistas que son impresionantes. Gracias chicos y chicas por demostrarle al mundo que todavía hay esperanza y que sois el cambio que el mundo necesita, sois los artistas del nuevo futuro. Como decía, es un honor estar hoy aquí, aunque sea a distancia, porque la pasión y la ilusión son más contagiosas que cualquier virus, y son dos ingredientes que hoy hemos traído aquí.

Quiero trasladaros un consejo para que sigáis recorriendo vuestro camino. Yo no soy tan mayor, solo tengo 19 años, y hace unos años estaba igual que vosotros, así que os voy a contar todo aquello que me habría encantado que me dijeran. Lo dividido en cuatro cosas:

La primera es apertura. Suena un poco abstracto pero la conclusión es que hay que ser una persona abierta. Tener los ojos abiertos para ver las necesidades de vuestro entorno y las oportunidades que surjan. También hay que tener los oídos abiertos, escuchar lo que el mundo tiene que deciros, lo que vuestros compañeros tienen que deciros, lo que vuestros profesores tienen que deciros y lo que las personas que os necesitan tienen que deciros; porque es muy importante entender a quién quieres ayudar, y para eso también hay que tener una mente abierta, porque no existe solo nuestra perspectiva; sino que hay tantas miradas como personas. Además, hay que tener el corazón abierto porque la confianza es el motor que mueve el mundo, porque en la vida hay que cuidar a las personas, hay que hacer todo por el amor a las personas, más allá de buscar otra cosa, porque al final todo desemboca en las personas que conforman el mundo. Y las manos abiertas, porque en este camino no estáis solos, tenéis muchos compañeros de viaje y lo mejor es darnos la mano para viajar juntos.

Lo mejor es que seáis esponjas para absorber las oportunidades que existen a nuestro alrededor, porque así nos conectamos y todo cobra sentido. Así que no te agobies nunca por decir “no sé lo que quiero hacer en el futuro”. Meteos en todo lo que podáis, porque estos son unos años en lo que es bueno ir dibujando puntitos que se conectan y cobran sentido.

El tercer consejo son las ganas. Ganas de hacer cosas, porque la ilusión es la mejor energía que uno puede buscar. Rodeaos de gente que ponga pasión en lo que hace porque es muy contagiosa.

Y el cuarto consejo es que cada persona es única. Cada persona es un artista de cambio original, auténtico y diferente. Ese poder de poder generar un cambio lo tenemos todos. No hay que intentar ser otra persona, hay que intentar ser uno mismo, sacando nuestro máximo potencial. A mí me gusta pensar que el mundo hay algo que falta, y no es una única persona que puede llenar ese agujero. En ese sentido, todos sois imprescindibles. Os necesitamos a todos, porque cada persona puede aportar algo diferente. Así que pregúntate qué puedes aportar y coge tu energía e ilusión para empezar a trabajar y diseñar un mundo mejor. Mil gracias a todos. Espero que disfrutéis muchísimo del evento y gracias por contar conmigo. Mi más sincera enhorabuena de nuevo y un abrazo muy fuerte.

 

Amaya Vizmanos