Design for Change España participa en el proyecto europeo IN-HABIT

IN-HABIT, proyecto europeo H2020 de reciente lanzamiento, movilizará recursos infravalorados (cultura, alimentación, vínculos entre el ser humano y los animales y el medio ambiente) en cada una de las cuatro ciudades piloto para aumentar la salud inclusiva y el bienestar, centrándose en el género y la diversidad.

 

Córdoba es una de las cuatro pequeñas y medianas ciudades, junto con Riga (Letonia), Lucca (Italia) y Nitra (Eslovaquia) que liderarán la prueba de la puesta en práctica de soluciones innovadoras integrales para fomentar la salud inclusiva y el bienestar. Design for Change (DFC) España participa aportando su metodología innovadora para facilitar el empoderamiento de las comunidades receptoras y los colectivos vulnerables. El equipo de DFC España desarrollará talleres en las cuatro ciudades, con el objetivo de enriquecer el proyecto, gracias a las ideas que aporten los y las participantes, promoviendo la sostenibilidad del proyecto.

 

El enfoque integral combinará innovación tecnológica, digital, basada en la naturaleza, cultural y social en determinados espacios públicos urbanos, centrándose en zonas desfavorecidas y colectivos vulnerables de cada ciudad. El proyecto aportará conceptos innovadores para analizar la salud y el bienestar como bienes comunes urbanos, desarrollará negocios sociales que ofrezcan oportunidades de sustento y promuevan estilos de vida más saludables, y desarrollará una aplicación para medir el impacto e impulsar el cambio de comportamiento, entre otros. Estas soluciones se diseñarán, desarrollarán y gestionarán conjuntamente con y por las partes interesadas locales.

 

El proyecto IN-HABIT responde a las carencias de Europa en materia de Investigación e Innovación (I+D+I) para atender a las necesidades de las pequeñas y medianas ciudades periféricas. La mayor parte del I+D+I urbano de Europa está situado en los países centrales y nórdicos y en las grandes ciudades, a pesar de que el 65% de la población urbana vive en ciudades de menos de 500.000 habitantes. IN-HABIT trabajará para aumentar el conocimiento sobre las necesidades de I+D+I en materia de salud y bienestar de las pequeñas y medianas ciudades periféricas, definir marcos para la recogida de información de las ciudades y configurar los datos para monitorear tanto la evolución de las trayectorias de las ciudades como el impacto de las acciones estratégicas. También se elaborará un marco de planificación urbano sistémico basado en enfoques innovadores en materia de género y diversidad, para impulsar la salud inclusiva y el bienestar. Los resultados facilitarán la comprensión sobre cómo funcionan en la práctica las pequeñas y medianas ciudades periféricas, al tiempo que se impulsa la salud inclusiva y el bienestar en las cuatro ciudades piloto. "IN-HABIT proporcionará evidencias sobre cómo la integración de soluciones 'duras' y 'suaves', las innovaciones sociales y las basadas en la infraestructura contribuyen a la salud inclusiva y el bienestar", explica Mar Delgado, Coordinadora del Proyecto (Universidad de Córdoba).

 

El proyecto piloto de Córdoba creará un ‘corredor de emisiones cero de la felicidad’ que conectará el barrio de Las Palmeras con Medina Azahara (Patrimonio Mundial de la Unesco), y transformará la plaza central del barrio en un espacio creativo con zonas verdes. Luis Maya, presidente de la Asociación de Vecinos de Las Palmeras, describió a IN-HABIT como: "El cambio y el futuro de nuestro vecindario. Es un proyecto que puede traer esperanza y bienestar a un barrio desesperanzado, haciendo realidad los deseos que reflejamos en el Plan de Acción que redactamos hace 3 años".

 

En Riga (Letonia), se creará un centro multifuncional de alimentos en el área del mercado local de Agenskalns. "Me complace especialmente que las iniciativas de este proyecto se lleven a cabo en el mercado Āgenskalna", expone Alija Turlaja, ex presidente de la Asociación de Vecinos de Riga y diputado del Ayuntamiento. "Juntos podemos avanzar para llegar a ser barrios autosuficientes y para que las personas estén mucho más sanas en nuestras ciudades".

 

Lucca (Italia) se convertirá en la primera ciudad inteligente humano-animal (Hum-an) de Europa. Alessandro Tambellini, alcalde de Lucca, dijo: "Lucca es una ciudad que ha logrado mantener una alta calidad de vida con un tejido social cohesivo: un pequeño territorio donde coexisten importantes empresas, agricultura, viviendas, turismo, entretenimiento, patrimonio cultural y áreas de interés natural y paisajístico. El proyecto IN-HABIT es una gran oportunidad y Lucca aportará su grano de arena mediante el desarrollo de espacios verdes y lugares dedicados a la relación humano-animal, a la terapia para mascotas y a nuevos servicios destinados a facilitar la presencia de los animales en el trabajo, en el ocio y en la educación de niños y niñas; como claves para alcanzar salud y bienestar en nuestro futuro".

 

En Nitra, se creará un paisaje urbano multifuncional reversible de código abierto a lo largo de los 8 km de la vía ciclista que conecta el distrito de Dražovce con el centro de la ciudad. "Estoy muy contento de que la salud, específicamente la salud mental, se aborde en el proyecto IN-HABIT y al mismo tiempo estamos tocando temas sobre arquitectura, urbanismo y conexiones", expuso Marek Hattas, alcalde de Nitra. "IN-HABIT tendrá un gran impacto en nuestras ciudades y estoy especialmente satisfecho porque el proyecto conecta organizaciones sin ánimo de lucro, ciudadanía, activistas, universidades y gobiernos locales".

 

Para garantizar soluciones que realmente funcionen para las ciudades y sus habitantes, IN-HABIT pondrá a las personas en el centro de su estrategia, creando colaboraciones público-privadas y con las personas físicas, protagonizadas por la ciudadanía, la clase política y por urbanistas (ámbito social), empresas e investigadores. Para fomentar los cambios de mentalidad y de comportamiento, el proyecto se ocupará de los niños, niñas y jóvenes, identificará a los líderes locales y promoverá nuevos modelos de conducta para las mujeres. Además de las partes interesadas locales de cada ciudad, IN-HABIT colaborará con instituciones a nivel europeo e internacional. Ugo Guarnacci, asesor de proyectos de la Comisión Europea (Agencia Ejecutiva para las Pequeñas y Medianas Empresas), explicó que: "IN-HABIT trata de crear una visión sobre cómo la diversidad, la equidad y la inclusión pueden ser elementos fundamentales para fomentar la salud y el bienestar en las ciudades. El proyecto involucrará a la ciudadanía, especialmente a los colectivos desfavorecidos, e implementará soluciones innovadoras. La bondad de proyectos como IN-HABIT es su potencial para mostrar el valor transversal añadido de la investigación y la innovación de la UE".

 

La primera reunión del proyecto, que tuvo lugar del 13 al 15 de octubre de 2020, congregó a veintiún socios de toda la Unión Europea y Colombia, comprometidos para que la salud inclusiva y el bienestar sean una realidad en las pequeñas y medianas ciudades.

 

Para más información o para participar, visita nuestra página web: https://www.inhabit-h2020.eu

 


La F. Educativa Santísima Trinidad forma a sus 15 centros en DFC

Durante los días 22 y 23 de octubre, la Fundación Educativa Santísima Trinidad ha organizado dos cursos para treinta docentes de sus quince centros, apostando por la metodología Design for Change (DFC) porque encaja perfectamente con su proyecto de evangelización y su modelo pedagógico.

Por FEST

Design for Change es un movimiento internacional fundado por Kiran Bir Sethi, cuyo objetivo es ofrecer a niños y jóvenes la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo, a partir de los retos que más les afectan en su propio entorno, utilizando la metodología DFC de cinco fases (basada en Design Thinking): SIENTE, IMAGINA, ACTÚA, EVOLÚA y COMPARTE. Todo ello a través de tres aspectos clave del aprendizaje: empatía, pensamiento crítico y trabajo en equipo.

A lo largo del proceso, y según la experiencia de trabajo con este proyecto y la de otras iniciativas llevadas a cabo en otros países, niños y niñas aprenden a:

1) tener más confianza en sí mismos,

2) tener empatía hacia otras personas, y

3) resolver problemas de la vida real.

Al participar del siguiente curso, nuestra fundación:

- Apuesta por una innovación que introduce la Creatividad y el Diseño en la Educación. Es una oportunidad divertida para abordar los valores de Corresponsabilidad y Ciudadanía Global.

- Propone una metodología innovadora de aprendizaje que da a los niños y los jóvenes protagonismo para que sean capaces de mejorar el mundo a través de la puesta en práctica de sus propias ideas, partiendo de su entorno más cercano.

- Participa de un excelente referente internacional para los centros educativos españoles, porque sus experiencias compartirán espacio con las de 33 países más y 330.000 niñas y niños.

Innovación, emprendimiento social, inteligencias múltiples y evangelización son los ingredientes básicos de un proyecto cuyo objetivo es ofrecer a niños y jóvenes la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo desde su propio entorno.

...

¿Quieres formarte en Design for Change? Entra en dfcspain.org/taller-i-can-1


La Complutense medirá el impacto educativo de la metodología DFC

La investigación se llevará a cabo en un centro educativo de la Comunidad de Madrid para medir el empoderamiento del alumnado a lo largo de las fases del proceso metodológico DFC basado en Design Thinking

Por Beatriz Alonso

Por primera en España se medirá el impacto educativo de la metodología Design for Change (DFC), gracias al equipo investigador multidisciplinar de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). El proceso metodológico DFC (basado en Design Thinking) parte de la observación y de generar conversaciones, para después colaborar para conseguir un objetivo común, pasando a la acción y desarrollando capacidades como el empoderamiento. El equipo investigador de la UCM y el de DFC España se han reunido para firmar el acuerdo de investigación que se llevará a cabo con alumnado de Primaria y Secundaria en un centro educativo de la Comunidad de Madrid.

 

PREGUNTA: La misión de DFC consiste en “Facilitar el empoderamiento de niños, niñas y jóvenes con el I CAN”, y la investigación que nos vincula permitirá definir el concepto de “empoderamiento” en el marco de la Metodología Design for Change y analizará su impacto en un centro educativo de Madrid que sigue esta metodología educativa. ¿Cómo será el proceso?

RESPUESTA: “El objeto de estudio es el empoderamiento, qué instrumentos podemos utilizar y cómo se puede medir. Además de la literatura científica, el enfoque que le vamos a dar es colateral. Analizaremos los elementos y cómo se percibe el empoderamiento en el alumnado de Primaria y Secundaria, y cómo se percibe en DFC, para intentar comparar los resultados. Después, estableceremos un grupo control con alumnado que ha hecho DFC y con alumnado que no. Así podremos observar las consecuencias y las diferencias. Usaremos una metodología mixta: cuantitativa para evaluar los procesos y cualitativa para observar el proceso con cuadernos de campo, entrevistas focales, documentación gráfica, etc. Ambas se complementan para no quedarnos solo en las estadísticas. A lo largo de las diferentes fases, iremos viendo cómo se aplica el termino empoderamiento. Implicaremos a los propios grupos en la mejora de los mismos. Así, ellos, en primera persona, podrán seguir las fases, clave en el empoderamiento como lo entendemos: la capacidad de hacer. Esta investigación está basada en un enfoque longitudinal y cuenta con tres etapas: 1ª: Análisis de la bibliografía, diseño de los instrumentos, identificación del centro educativo (octubre-diciembre, 2020); 2ª: Pruebas de validación de los instrumentos (enero-febrero, 2021); y 3ª: Recogida de datos en el centro y redacción de resultados (febrero-junio, 2021)”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador y coordinador del Máster de Formación de Profesorado.

P: En estos tiempos difíciles que estamos viviendo, la fundadora de Design for Change, Kiran bir Sethi, suele decir: “Cuando todo es incertidumbre, todo es posible”. ¿Qué posibilidades presenta esta investigación sobre el "Impacto Educativo de Design for Change"? ¿Cómo afrontáis este proyecto?

R: Estoy en educación en parte por DFC, me habéis enamorado, esta colaboración es una oportunidad para poder investigar sobre el tema. Hablar de DFC es hablar de innovación, no solo educativa; sino de procesos de innovación. El futuro de la universidad pasa por establecer ecosistemas de innovación, que necesitan como condición previa la colaboración y la cocreación entre el mundo académico y el mundo no académico: instituciones, empresas, ONG… Nosotros tenemos que trabajar para una sociedad a la que muchas veces no tenemos en cuenta. Es esencial que las investigaciones respondan a retos reales”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador.

 “Me siento muy afortunada, creo que vamos a trabajar muy a gusto, David nos ha contagiado toda esa ilusión por Design for Change. Este proyecto da forma en mi mente a trabajos que ya llevo desarrollando desde hace tiempo”, Dra. Gemma Muñoz, miembro del equipo investigador.

“Estamos aquí empujados por el entusiasmo de David, que nos implica en iniciativas como esta, con unas posibilidades de aplicación práctica tremenda que funcionan a las mil maravillas. Hay muchos puntos de conexión entre las áreas que representamos y DFC”, Dr. José Ignacio Ortega, miembro del equipo investigador.

“Este es un año muy especial para todos así que estoy encantado de estar en este proyecto”, Dr. Carlos Nieto, miembro del equipo investigador.

P: Decía Andreas Schleicher, el director de Educación en la OECD, en una masterclass con Kiran, que “las competencias que necesitamos para afrontar la pandemia son: empatía, manejar la incertidumbre, tomar la responsabilidad que a cada cual nos corresponde y pasar a la acción”. Estas son competencias que el profesorado destaca que se desarrollan con DFC. ¿Cuáles os parecen más relevantes para afrontar estos tiempos que corren? ¿Cuáles añadiríais?

R: “Mi experiencia implementando DFC fue en la universidad privada, y fue un poco difícil integrarlo, pero al final salió, y estas competencias, junto con la resolución de problemas, por ejemplo, que es la esencia de los currículos, que está reflejada en las leyes, pero falta la parte práctica; porque para llegar a ese empoderamiento y ese Yo Puedo, lo primero es Yo Entiendo; para que puedas diseñar la solución de un problema, tienes que entenderlo, contrastarlo, tienes que ver los datos. Me hace mucha ilusión ver si en ese empoderamiento que vamos a investigar y que, por supuesto, incluye la empatía, existen estos elementos”, Dra. Xiana Sotelo, miembro del equipo investigador.

“Desde mi experiencia con DFC, veo que se responde a un problema cuando se entiende bien; por eso hay que contrastar, documentarse... Primero hay que hacer una investigación, porque es muy fácil perderse. Ahora todo es etéreo, no como antes, que valía con leer un libro. Las competencias son el salto cualitativo esencial en DFC porque están asociadas a acciones reales, ya que entendemos mejor la realidad cuando estamos dentro. En el currículo está recogido como emprendimiento. En este sentido, en el proceso DFC, la fase Actúa es la clave”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador.

P: “Aprender a gestionar la incertidumbre y a adaptarse al cambio” son dos de las necesidades que más se escuchan estos meses, ¿os parecen prioritarias? ¿Cuáles son las vuestras en materia de Educación? ¿Consideráis que tenemos los recursos y las herramientas suficientes para hacer frente a esta situación?

R: En esta incertidumbre en la que estamos inmersos, el componente ‘cambio’ es más necesario si cabe. Con ejemplos concretos de cómo se trabaja en las aulas (separar grupos, reducir ratios…), la limitación para los equipos directivos es tremenda, se demanda más contratación de profesorado para hacer frente a los mínimos necesarios para poder desarrollar sus roles. Es el momento de ver que los contenidos han de menguar en favor de poner encima de la mesa la importancia de las metodologías y la experimentación. El volumen de contenidos actual es inabarcable. En las aulas habría que centrarse en los pilares fundamentales de la metodología DFC: creatividad, trabajo en equipo y pensamiento crítico. Dentro del ámbito de la didáctica de las ciencias sociales, están en el día a día”, Dr. José Ignacio Ortega, miembro del equipo investigador.

P: En DFC utilizamos la dinámica STOP-START-CONTINUE para “evoluar” (evaluar + evolucionar). En la comunidad educativa, ¿qué sentís que tendríamos que dejar de hacer?, ¿qué deberíamos empezar a hacer?, y ¿qué deberíamos seguir haciendo?

R: “STOP: La educación en general se valora poco, se devalúa el papel del profesorado. Hay que subir un poco el nivel en educación, para que el profesorado se sienta valorado, darle más importancia a la pasión y a la humanidad. Aprender más de otros modelos en Europa”, Dra. Xiana Sotelo, miembro del equipo investigador.

“STOP: Medir la educación con exámenes o trabajos, porque falta la actitud, las competencias… Todo se mide y se examina, y no nos paramos a pensar si esto es lo que queremos. START: Empezar a escuchar al alumno, a sus necesidades, buscar dónde arrancó el problema, por qué estamos así, y cómo se puede mejorar. El alumno quiere expresarse y muchas veces los docentes, por temario o por lo que sea, nos olvidamos de escuchar. Educación es mucho más que el concepto o la competencia que queremos que adquieran”, Dra. Esther Jiménez, miembro del equipo investigador.

“STOP: Estandarización de las pruebas. El ‘Evolúa’ no se califica así. El aprendizaje es constante: construimos y reconstruimos en función del momento y de cómo se constituyen las redes neuronales. Que alguien te califique sobre si eres bueno o no, te somete a una presión innecesaria. A mí me refuerzan mis estudiantes, el hecho de verles crecer a lo largo de sus propios proyectos”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador.

 “STOP: Medir, porque muchas cosas no son evaluables. El covid ha dejado muchas cosas que no son medibles. Hay mucho estrés y miedo, y hemos tenido (y seguimos teniendo) que trabajar mucho la resiliencia. Saber que un alumno ha valorado dejar la carrera y gracias al apoyo recibido del grupo no lo ha hecho, me parece mucho más importante. Dra. Gemma Muñoz, miembro del equipo investigador.

“START: Hicimos un proyecto de educación emocional, donde primero aprendían a sentirse a uno mismo, para luego sentir al otro. Así se observan los problemas personales, se involucra a la comunidad educativa. Al profesorado se le preguntó cómo hacían para acercarse al alumnado, y lo tenían claro, pero no tenían las herramientas para gestionarse a ellos mismos. Involucrar al profesorado es esencial para conocer las necesidades del alumnado”, Dra. Marta Silvera, miembro del equipo investigador.

P: ¿Cuál debería ser la base del aprendizaje? ¿Qué nos deberíamos cuestionar en Educación?

R: “Estamos viviendo una revolución 4.0 donde hay que desarrollar metodologías docentes ajustadas a este entorno. La visión a largo plazo es absolutamente clave. Es el momento de hacerlo, no solo por el covid; sino por este mundo globalizado donde el acceso de contenidos está a golpe de click: insistir en que un profesor te va a alumbrar con su conocimiento es importante, pero el conocimiento se puede adquirir de muchos modos. Hay que aprender a aprender”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador.

P: ¿Cómo invertir para que la Educación sea parte de la solución?

R: “Hay que darle valor a los contenidos, dejar expresarse al alumno, fomentar el pensamiento divergente. ¿Por qué no se permite este tipo de pensamiento? Es una oportunidad para dar valor a las emociones y salir reforzado, fomentando el trabajo en equipo”, Dra. Gemma Muñoz, miembro del equipo investigador.

P: Visto el panorama actual, ¿qué necesitan los y las jóvenes para convertirse en agentes de cambio? ¿Les estamos escuchando?

R: “Siempre que empiezo un curso, no soy yo quien inicia DFC; sino que les agrupo en pequeños equipos y les pregunto sobre qué les gusta y que no de la carrera, cómo la mejorarían, y les pido que hagan una síntesis. Poco a poco, se empoderan: es un fenómeno natural que sucede si se les facilita el proceso. Es esencial escucharles en el primer minuto de clase. Es el primer ejercicio de empoderamiento. Nadie puede ser protagonista sobre algo impuesto. Hay que darles importancia y protagonismo desde el primer momento. Por lo que me dicen los alumnos, año tras año, nadie les pregunta más que a partir de cuestionarios que no se toman en serio. Escuchándoles, se reducen las distancias y se minimiza la incertidumbre del profesor”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador.

Escuchando, el profesor reduce las barreras y deja espacio a la mejora. Para ello, en DFC les damos las herramientas y les explicamos que son facilitadores del proceso, que no tienen que dar la solución porque el alumno es el máximo responsable de sí mismo. Así se facilita el aprendizaje y el empoderamiento. Hay que atreverse, como hace David, a generar las condiciones para que se produzca. Las metodologías son elementos para facilitar la conexión entre las personas y dan las herramientas para facilitar la escucha”, Miguel Luengo, presidente de Design for Change España.

P: ¿Qué os surge que pueda estar aportando DFC para ayudar a resolver esta crisis?

R: DFC tiene un potencial enorme hacia la educación del futuro, no solo por la metodología, sino porque este tipo de metodologías se van a ver cada vez más representadas en la normativa oficial, para desarrollar objetivos y competencias. Y lo sé porque veo los resultados de los proyectos DFC que hace mi alumnado, que son realmente emocionantes, y es porque detrás hay una metodología”, Dr. David Alonso, director del equipo investigador.

Cuadra perfectamente con lo que buscamos en educación”, Dra. Esther Jiménez, miembro del equipo investigador.

Esta metodología puede aportar ese pensamiento crítico que necesita el alumnado para enfrentarse al mundo tecnológico”. Dra. Érika Tiburcio, miembro del equipo investigador.

“Y es que no hay resolución de problemas si no hay pensamiento crítico”, Dra. Xiana Sotelo, miembro del equipo investigador.


¡Disfruta este verano aprendiendo inglés con Design for Change!

¿Quieres que tus peques fortalezcan las competencias que han desarrollado este curso? Disfruta de estas guías creadas en Riverside School, el colegio I CAN de la fundadora de Design for Change, Kiran Bir Sethi. ¡Y todo en inglés!

"Happiness project"

"Cocina la felicidad" con tus hijxs con este divertido libro de recetas.

"Explora 9 recetas creativas para cuidar el corazón, cuerpo y mente"

"Cocina mimos" con esta guía que ha sido creada a partir de las experiencias que vivimos cuando vamos al colegio, resaltando la importancia de crecer y alimentar de forma equitativa el corazón, el cuerpo y la mente.

"Currículum book"

Este libro es un plan de estudios para asegurarse de que cada niño o niña se sienta seguro, alegre y valorado. Para hacer este libro más simple y divertido, ha sido conectado con los Vengadores. El propio alumnado de Riverside ha elaborado esta compilación de estrategias para ayudar a los niños y niñas a superar a su némesis. Concretamente, el ego, némesis del séptimo grado (curso que ha hecho posible el libro), está representado por Thanos a lo largo de la historia, pero esta clase, lo que Thanos representa es su poder para cambiar el mundo. ¡Empieza el viaje para derrotar a tu némesis!

 

Y si quieres encontrar más recursos creados en Riverside School y en otros países donde se trabaja con Design for Change, entra en: "Recursos gratuitos para trabajar con tu alumnado"

 

 


Jóvenes en situación de vulnerabilidad cambian su entorno con el apoyo de Fundación Telefónica

Un grupo de jóvenes en situación de vulnerabilidad de YMCA Getafe ha trabajado durante seis sesiones en dos proyectos facilitados por Design for Change España para conseguir  que “Getafe sea más Fitness” y para que “Los políticos piensen en la gente al hacer las leyes”, dentro del programa Youth Empowerment, diseñado y coordinado por United Way, donde han participado voluntarios/as de Telefónica, acompañándolos en este proceso que promueve su empoderamiento.

Promover un “Getafe más Fitness y Saludable” y que “Los políticos piensen en la gente al hacer las leyes” fueron los dos retos planteados por los jóvenes participantes del proyecto Youth Empowerment para conseguir un objetivo: conseguir un cambio real en su entorno poniendo en práctica sus propias ideas, a partir de las necesidades que ellos mismos identificaron como relevantes, utilizando la metodología Design For Change.

Impulsado por Fundación Telefónica, que además ha involucrado a un total de 16 voluntarios/as, el proyecto ha estado dirigido por United Way España y se ha llevado a cabo gracias al trabajo de Design for Change España. Durante estos meses, un grupo de jóvenes del Centro Abierto de YMCA Getafe han participado en seis talleres en los que se ha dado respuesta a dos cuestiones: ¿Cómo podríamos conseguir que Getafe fuera más fitness? y ¿Cómo podríamos conseguir que los políticos piensen en la gente al hacer las leyes?.

El primer reto fue objetivo de dos de los grupos. El primero planteó la idea de conseguir “Llao-llao gratis con más frutas”. Sin embargo, durante el proceso, los jóvenes vieron que les iba a resultar difícil llevar esta idea a cabo y, lo más importante, no resultaba relevante para ellos. Replantearon su idea original y decidieron que para conseguir un estilo de vida más fitness tenían que conseguir más actividades de deporte en YMCA y promocionar la fruta como merienda. Para ello, escribieron una carta que incluía datos sobre alimentación saludable y deporte que investigaron previamente. Además, confeccionaron un horario que incluía distintas actividades deportivas para realizar los viernes en las actividades de ocio en YMCA.

El segundo grupo propuso la creación de una app con un mapa de los parques de Getafe en la que se ofrecería información sobre en qué parques se puede hacer deporte, porque cuentan con las instalaciones necesarias. Este grupo trabajó sobre su idea y comenzó el diseño de la app, así como una estrategia para llevarla a cabo. Además, realizaron la grabación de un anuncio promocional que explicaba su funcionamiento.

El tercer grupo, encargado de dar respuesta al segundo reto, tuvo como idea crear un perfil en RRSS para denunciar las situaciones que no les agradan de los barrios de Getafe, bajo el lema “Unidos para conseguir un cambio favorecedor para todos y todas. Jóvenes comprometidos a ayudar a otros jóvenes. #JovenesforChange”. Para ello, salieron a la calle a identificar esas situaciones y plasmarlas en la cuenta de Instagram, que se puede consultar en @jovenesforchange.

Design For Change España y el I CAN Mindset

Los talleres fomentaron el desarrollo de una “mente despierta y curiosa” como principal “herramienta” para estos jóvenes, que contaron con el apoyo de diferentes materiales para plasmar sus ideas y las distintas evoluciones y fases por las que pasaron. Un equipo de voluntarios, empleados de Telefónica/Movistar, acompañaron a los jóvenes durante las sesiones, dando apoyo al trabajo que realizaron los educadores de YMCA y los facilitadores de Design for Change España. Antes de iniciar el proyecto, los voluntarios recibieron formación específica sobre esta metodología de trabajo.

La metodología Design for Change, inspirada en el Design Thinking, es un proceso de cinco fases: Siente, Imagina, Actúa, Evolúa y Comparte. La visión se concreta en que todos los niños, niñas y jóvenes tienen derecho a graduarse con el I CAN Mindset (Mentalidad I CAN), una filosofía que les empodera dándoles la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo partiendo de su propio entorno.

A través de una experiencia de participación colectiva, más de 2,2 millones de niños y niñas de 65 países ya han desarrollado proyectos reales para mejorar su entorno, comprendiendo y resolviendo situaciones que les afectan. Cada proyecto hace posible que confíen en sus propias ideas para mejorar la realidad que les rodea e inspiren a otros niños y niñas que no se ven capaces de hacerlo, transmitiéndoles el espíritu I CAN (Yo Puedo).

El proceso está estructurado en cinco etapas que ayudan a navegar por su desarrollo, desde la identificación de un desafío hasta la generación de ideas, el paso a la acción, la reflexión sobre lo vivido y la comunicación de los proyectos. El objetivo es empoderar a los niños, niñas y jóvenes para que cambien el mundo y tengan un impacto sustancial en sus comunidades.

Acerca de United Way

En United Way creen que toda empresa tiene la capacidad de generar un impacto positivo en su entorno más cercano. Para ello, identifican necesidades a nivel local sobre tres áreas concretas: educación, seguridad financiera y salud. Unen a las empresas con oenegés e instituciones que trabajen sobre esas áreas. Desarrollan proyectos a medida para dar respuesta a las necesidades detectadas y miden el impacto real creado en el entorno y sus beneficiarios.

Fundada en EEUU hace 130 años, United Way es la organización no lucrativa más grande del mundo, con un presupuesto global de 5 mil millones de dólares anuales. Trabajan por el bien común movilizando individuos, empresas y otras organizaciones para actuar y mejorar las condiciones de las comunidades alrededor del mundo. Movilizan a más de 3 mill. de voluntarios/as al año, con la implementación de programas de voluntariado corporativo, y están presentes en más de 40 países, a través de 1.800 delegaciones.


Tu hija, tu hijo, merecen sentirse seres maravillosos con Design for Change

¡Tú tienes el poder de lograrlo!

“La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!”.

Por Beatriz Alonso

Una vez que traemos una nueva vida a este mundo, todos nuestros esfuerzos se sintetizan en un objetivo: que crezca feliz. Y no es para menos, ya que es nuestra responsabilidad. Durante los primeros años de sus vidas, les cuidamos y amamos, y les proporcionamos un ambiente seguro donde desarrollarse. Entonces empiezan a ir a la escuela, y nuestra labor pasa por velar que nuestras hijas e hijos sigan sintiéndose seres maravillosos. ¿Cómo logarlo? La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!

¡Involúcrate! Las organizaciones educativas no solo se componen del personal docente y asistente, y del alumnado; las familias son una parte más del triángulo del centro escolar. ¡Tú tienes el poder de lograr la educación que quieres para tus peques!

Design for Change España ofrece herramientas innovadoras para empoderar a la comunidad educativa, despertando la esencia del I CAN. Usándolas, se crean las condiciones para que el cambio ocurra. Nos centramos en el proceso, no en el resultado; sin embargo, ofrecemos verdaderos resultados demostrables que no solo tienen impacto en niños y niñas, que desarrollan empatía, creatividad, trabajo en equipo, pensamiento crítico y liderazgo compartido; sino en todo su entorno y en las personas que se relacionan en él.

2,2 millones de niños y niñas en todo el mundo ya se han empoderado con Design for Change; 25.000 en España. Aquí te dejamos algunos testimonios de lo que sienten tras emprender el proceso:

“Te da la oportunidad de poder cambiar la educación. Que una alumna pueda cambiar la educación es algo importante”.

“He aprendido que hay otras formas de aprender: si insistes en lo que quieres, lo puedes hacer tú con tus propias ideas y manos”.

“Nos hemos centrado en algo que toca mucho el corazón”.

“Ver lo que podemos aportar y lo que podemos llegar a hacer”.

“La experiencia de haber creado este proyecto y todo lo que hemos aprendido con ello”.

“He aprendido a escuchar la opinión de los demás”.

“Trabajar en equipo, sobre todo; y una experiencia nueva”.

“Compañerismo, conocer a gente nueva y aprender muchísimas cosas”.

“Nos lo pasamos muy bien”.

“Hemos aprendido a comunicarnos y a expresar nuestras ideas”.

“Es una muy buena idea para fomentar a la gente de nuestra edad. Es muy enriquecedor”.

“He aprendido a expresarme enfrente de todos de una forma que aprendan”.

“A luchar por tus sueños”.

“Nos ha dado la oportunidad de cambiar el mundo”.

 

¿Quieres que tu hija, tu hijo, tomen conciencia de que es posible mejor su entorno con sus propias ideas? ¿Quieres que también sientan el I CAN (Yo Puedo)?

La educación es tuya ¡evoluciónala ahora! Porque si no eres tú; entonces, ¿quién? Y si no es ahora; entonces, ¿cuándo?

Colabora con la campaña “La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!” y apoya a Design for Change España para conseguir que todos los jóvenes se gradúen con el I CAN Mindset (Mentalidad I CAN)

¿Qué haremos con las donaciones?

Apoyar al equipo DFC España para que pueda seguir haciendo su trabajo desde cada una de sus áreas y continuar demostrando que los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente.

Te invitamos a hacer una donación. Ya sea pequeña o grande en cuantía, para que los niños, niñas y jóvenes puedan seguir cambiando el mundo y sintiéndose seres maravillosos.

Ya lo sabes: “La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!”.

HAZ UN DONATIVO

Informamos que las donaciones se consideran realizadas con carácter irrevocable. La Asociación Design for Change hará uso de la donación para la realización de las actividades propias y la consecución de los fines de la Asociación. A los efectos previstos en la Ley 49/2002 de 23 de diciembre, la Asociación comunica que no está catalogada como de utilidad pública, no siendo las donaciones desgravables fiscalmente.


La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!

Por Beatriz Alonso

Evolucionar la educación es un gran reto: ¿hasta dónde quieres llegar para empoderar a niños, niñas y jóvenes? Porque si no eres tú; entonces, ¿quién? Y si no es ahora; entonces, ¿cuándo?

Desde DFC España lanzamos la campaña “La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!”.

¿Por qué esta campaña?

Porque creemos que la educación es cosa de todas las personas. Nos afecta directamente, nos influye, nos concierne; y, por lo tanto, nos pertenece. Es nuestra responsabilidad. La responsabilidad de cada persona, ya sea padre, madre, tenga peques a su cargo o sienta que su educación es importante.

¿Para qué?

Para facilitar la participación de todas las personas que se sientan identificadas con la forma de evolucionar la educación que llevamos a cabo en DFC España. Haz de nuestro proyecto, tú proyecto.

Muchas veces queremos poner nuestro granito de arena para mejorar el mundo, para garantizar que se está cambiando aquello que no funciona o que necesita evolucionar. Con la campaña “La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!” puedes contribuir a darles a niños, niñas y jóvenes la oportunidad empoderarse y decir Yo Puedo.

¿Qué haremos con las donaciones?

Apoyar al equipo DFC España para que pueda seguir haciendo su trabajo desde cada una de sus áreas para conseguir los fines de la organización y continuar con nuestro compromiso de que cada joven pueda graduarse con el I CAN Mindset.

¿Por qué ahora?

DFC España no está pasando por su mejor momento en cuanto a sostenibilidad económica. A pesar de que nuestros Servicios para el Cambio son remunerados, y de que participamos en un proyecto europeo Horizonte 2020, aún seguimos trabajando para lograr la sostenibilidad que tanto necesitamos.

Por eso hoy te pedimos que contribuyas a seguir extendiendo el I CAN Mindset. Si te identificas con nuestra misión:Evolucionar la realidad empoderando a niños, niñas y jóvenes con el I CAN Mindset”, y quieres ayudarnos a conseguir nuestros objetivos:

  • Lograr que todos los niños, niñas y jóvenes de España tengan la oportunidad de cambiar el mundo.
  • Promover el emprendimiento social dentro y fuera del aula aportando herramientas y procesos

Te invitamos a hacer una donación. Ya sea pequeña o grande en cuantía, servirá para seguir demostrando que los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente. Y es que no podemos olvidar el potencial que ofrecen: con Design for Change, no es que puedan cambiar el mundo; es que están cambiando el mundo. ¿Quieres que más niños y niñas sean capaces de decir ¡Yo Puedo!?

Ya lo sabes: “La educación es tuya ¡evoluciónala ahora!”.

 

Informamos que las donaciones se consideran realizadas con carácter irrevocable. La Asociación Design for Change hará uso de la donación para la realización de las actividades propias y la consecución de los fines de la Asociación. A los efectos previstos en la Ley 49/2002 de 23 de diciembre, la Asociación comunica que no está catalogada como de utilidad pública, no siendo las donaciones desgravables fiscalmente.


¡Vente al LAB I CAN el 18, 19, 20 y 21 de febrero en Impact Hub Madrid!

LAB I CAN de Design for Change España: El empoderamiento de la comunidad educativa

Por Beatriz Alonso

¿Eres educador/a? ¿Trabajas en el tercer sector? ¿Eres una persona curiosa? ¿Quieres evolucionar la educación y el emprendimiento social? ¡Esta es tu formación!

Un LAB I CAN de 12 horas para experimentar la metodología, los fundamentos y la filosofía Design for Change (DFC); poniéndola en práctica para aprender a facilitar proyectos que empoderan a niños, niñas y jóvenes para que cambien el mundo con sus propias ideas.

Los próximos 18, 19, 20 y 21 de febrero, te esperamos en Impact Hub Madrid para dotarte de herramientas innovadoras, necesarias dentro y fuera del aula, para empoderar a la comunidad, despertando la esencia del I CAN. Usándolas, se crean las condiciones para que el cambio ocurra. DFC es un marco pedagógico donde se pueden integrar otras metodologías: una estructura que provee de recursos para recorrer un proceso definido basado en el Design Thinking. Las personas que reciben la formación lo aplican y adaptan según sus necesidades. Nos centramos en el proceso, no en el resultado; sin embargo, ofrecemos verdaderos resultados demostrables que no solo tienen repercusión en niños y niñas, sino en todo su entorno y en las personas que se relacionan en él.

El LAB I CAN es un espacio para experimentar donde confluyen el Design Thinking y emprendimiento social en el ámbito educativo para demostrar que los niños, niñas y jóvenes no son el futuro, son el presente. ¿Hasta dónde quieres llegar para empoderarles?”

¿Qué hacemos?

Experimentar la metodología DFC: Siente, Imagina, Actúa, Evolúa y Comparte.

Objetivos:

  • Contagiar con el espíritu I CAN
  • Entender las fases de la metodología y los valores que promueve
  • Aportar nuevas herramientas creativas

Estructura:

  • Orígenes y fundamentos de Design for Change
  • Proceso de trabajo: claves del I CAN, capacidades que se desarrollan al integrar el I CAN Mindset, ejemplos reales de proyectos con temáticas dentro del marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, y dinámicas para generar las condiciones “para que las cosas ocurran”
  • Facilitación de proyectos con la metodología DFC en primera persona
  • Mirando al futuro: primeros pasos para empezar un proyecto DFC

Tras la formación, poniendo en marcha el proceso en una organización educativa, se acerca el mundo al aula y se consigue un cambio real en el entorno. Es nuestra oportunidad para tener un impacto real en la educación; es nuestra responsabilidad demostrar que son el presente.

¿Para quién?

  • Educadores/as
  • Trabajadores/as del tercer sector: ONG, asociaciones, fundaciones, entidades sociales, cooperativas de iniciativa social, empresas sociales o de inserción, RRHH…
  • Personas curiosas interesadas en evolucionar la educación

¿Quieres saber más antes de probar?

¿Se te ha despertado la curiosidad? En este enlace tienes un vídeo resumen de lo que estás a punto de vivir. Y, en este otro, puedes encontrar la crónica de un LAB I CAN con los comentarios de sus participantes.

¿Qué incluye?

– 12 horas de formación

– Recorrido por las plataformas DFC y sus recursos

– Materiales para el prototipado

– Coffee break cada día

Certificado de asistencia Design for Change España

– 30 minutos de asesoramiento telefónico personalizado para la implementación del proceso experimentado

¿Quieres evolucionar la realidad empoderando a niños, niñas y jóvenes con el I CAN Mindset? ¿Quieres lograr que tengan la oportunidad de cambiar el mundo? ¿Quieres que desarrollen la empatía, creatividad, trabajo en equipo, pensamiento crítico y liderazgo compartido?

¡Apúntate ya al LAB I CAN en este enlace! ¿A qué esperas? Las plazas son limitadas 😉 Además, te agradecemos mucho que lo compartas, para llegar a cuanta más gente, mejor.

https://www.ticketea.com/entradas-taller-lab-i-can-febrero-2019/


Yo no soy el futuro, soy el presente (continuación)

Por Beatriz Alonso

¿Sabías que hemos estado mintiendo a todos los niños y niñas diciéndoles que son el futuro? En Design for Change (DFC) lo tenemos claro: son el presente.

Probablemente sorprenda esta afirmación, pero es importante dejar de mentir a niños, niñas y jóvenes. Si les decimos que son el futuro, van a entender que esperamos que hagan grandes cosas… en el futuro. ¿Y qué pasa con el presente? En DFC España sabemos que tienen un potencial enorme, que se está desperdiciando si no los escuchamos: tienen cosas relevantes que decir. Y lo mejor, tienen cosas importantes que hacer. Al darles la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas, nos maravillan con los cambios reales que son capaces de llevar a cabo en su entorno, en beneficio de su comunidad.

¿Cómo es posible? Porque si saben que son el presente, son conscientes de que pueden actuar ahora. En realidad, la vida es aprendizaje: un entrenamiento constante que, cuanto antes empiece, mejor. No consiste en quedarse en la teoría, en decir “hay que”; sino en “hacer”. Poniendo en práctica la metodología DFC, niños y niñas elaboran un plan de acción de principio al fin, previamente prototipado, basado en sus propias ideas para solucionar aquello que en común han decidido que es importante. Siguiendo este proceso, no solo se facilita que puedan llevarlo a cabo; es que, además, nos aseguramos de que quieran hacerlo. Finalmente, solo necesitan una oportunidad: una persona formada en la metodología DFC que los acompañe en el proceso. ¿Hasta dónde quieres llegar tú para empoderarles?

En España, más de 25.000 niños, niñas y jóvenes ya se han empoderado gracias a más de 1.400 educadores/as que les han dado la oportunidad, empoderándose previamente al formarse en la metodología DFC e implementándola en su organización educativa para desarrollar un modelo duradero basado en el I CAN (Mentalidad I CAN, I CAN Mindset).

Hemos conocido durante esta semana en las redes sociales de @dfcspain un poquito más a fondo a unas cuantas de estas personas valientes que se han lanzado a emprender proyectos DFC con su alumnado, publicando una serie de entrevistas rodadas durante un fin de semana lleno de acción y emoción 100% DFC: el I CAN Weekend.

¿Y los alumnos y alumnas que participaron? Por supuesto, también fueron entrevistadas. Y es que, ¡son las protagonistas! La próxima semana, empezaremos a publicar los vídeos donde nos cuentan los detalles de sus proyectos y de su experiencia en el I CAN Weekend en Madrid.

Porque no solo los profes habían recibido una invitación para enfrentarse a un reto desconocido. De entre los participantes de los diez proyectos finalistas del Reto I CAN 2018, cada docente tuvo que elegir a dos peques (o jóvenes, porque vinieron tanto alumnado de primaria como de secundaria) para venir a Madrid a afrontar el mismo desafío: “La educación es tuya ¡evoluciónala!

Por supuesto, esta representación de los y las protagonistas del cambio de los diez proyectos finalistas también presentaron su reto en la Gala I CAN 2018, para demostrar que la educación es cuestión de todas las personas. En la segunda parte de la celebración, presentaron la resolución de su reto “La educación es tuya ¡evoluciónala!, que consistía en conseguir escuelas libres de machismo, porque para ellas la evolución solo es posible con paz y respeto. En La Nave (espacio de innovación urbana del Ayuntamiento de Madrid) le contaron al auditorio cómo habían puesto en práctica sus ideas: elaborando mensajes, diseñando carteles, organizando una manifestación y saliendo a la calle para concienciar al mundo. Así, demostraron que la actualidad les afecta, les importa, y que pueden colaborar para mejorarla. Lo dejaron bien claro: no son el futuro, son el presente.

¿Quieres saber más? La próxima semana publicaremos una selección de las entrevistas realizadas durante el I CAN Weekend.

¿Y sobre qué les preguntamos? Para ir alimentando la curiosidad, puedes ver el vídeo resumen del I CAN Weekend. Como adelanto, aquí están los temas sobre los que estuvimos hablando.

  1. ¿Qué se te ha quedado guardado en el corazón de este proyecto DFC?
  2. La educación es tuya ¡evoluciónala! ¿Qué te surge con esta frase?
  3. ¿Qué está significando para ti esta experiencia?

En DFC España agradecemos a todas las personas interesadas en evolucionar la educación que se impliquen, es necesario. Y, sobre todo, gracias a todos los niños y niñas que están cambiando el mundo; y a sus profes que les dan la oportunidad. Además, gracias por contárselo al mundo, para inspirar a otras personas y darles un motivo más para lanzarse a facilitar proyectos DFC, para que cada vez más niños, niñas y jóvenes tengan la oportunidad de empoderarse tomando conciencia del I CAN y demostrando que son el presente.

 


No soy el futuro, soy el presente

Por Beatriz Alonso

En el mundo existe una creencia limitante: las personas adultas son el presente; y niños, niñas y jóvenes son el futuro. En Design for Change (DFC) proponemos una oportunidad para cambiar la mirada: de persona a persona, a la misma altura. En Educación, del docente al alumnado, y viceversa; así, nos escuchamos: tienen cosas relevantes que decir. En DFC sabemos que profes y alumnado no son el futuro, son el presente. 

Finales de agosto de 2018. Al resguardo del calor madrileño en Impact Hub Madrid, en DFC España se planeaba un gran reto, probablemente la mayor “locura” que había afrontado el equipo hasta entonces en tan poco tiempo: preparar un fin de semana con profes y alumnado de los proyectos finalistas del Reto I CAN 2018, en el marco del proyecto europeo COMnPLAY SCIENCE. La experiencia, desde luego, valió el esfuerzo.

En Design for Change se empodera desde el emprendimiento social con un objetivo: cambiar el mundo en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Afortunadamente, ya hay muchas personas interesadas en evolucionar la educación que han integrado la metodología DFC y la están implementando con niños, niñas y jóvenes. Así, desarrollan un modelo duradero basado en el I CAN (Mentalidad I CAN, I CAN Mindset). Una muestra de estas personas, profes de centros educativos de primaria y secundaria, fueron las elegidas para trabajar durante el I CAN Weekend en el ODS que más les afecta, el ODS 4: Educación de calidad.

¿Qué es el I CAN Weekend?

Un fin de semana, catorce alumnos y ocho educadores de ocho centros diferentes de varios lugares de España. Llegaron a Madrid un viernes por la tarde con una única premisa: una invitación a enfrentarse a un reto que, para darle más emoción al tema, desconocían. Para hacerlo incluso más misterioso, tampoco se conocían entre ellos (salvo alguna excepción). Siete de esos educadores vinieron acompañados de uno o dos peques con los que habían emprendido un proyecto DFC. ¿Y cuál era ese reto? “La educación es tuya ¡evoluciónala!

Después del intenso fin de semana, presentaron su prototipo en la Gala I CAN 2018 para demostrar que la Educación es cuestión de todas las personas. En la segunda parte de la Gala, presentaron el Reto “La educación es tuya ¡evoluciónala! con el objetivo de traspasar los muros de La Nave, ese espacio de innovación urbana del Ayuntamiento de Madrid, que ofrece las herramientas necesarias para formar en las últimas tendencias en innovación, tecnología y metodologías. Así, demostraron que tanto ellos como su alumnado no son el futuro, son el presente.

¿Quieres saber más? Durante los próximos días publicaremos en redes sociales una selección de las entrevistas realizadas durante el I CAN Weekend a sus participantes. Además, puedes encontrar todas las entrevistas en nuestro canal de Youtube:

  • Héctor González Álvarez, del SEK International School Ciudalcampo
  • Eva Cazalla Sobrín, del FET Santa Teresa de Jesús Salamanca
  • Ana María Palmero Palmero, del FET Padre Enrique de Ossó Zaragoza
  • Virtudes Tortosa Pérez, del Colegio Nuestra Señora de la Victoria
  • Virginia Orcos, del FET Santa Teresa Calahorra
  • Kechu Couso, del CPR Sta Apolonia
  • Leo González Cruz, del Colegio Nazaret Mare de Déu dels Àngels
  • Isi Buenaga Saiz, del FET Oviedo

¿Y sobre qué les preguntamos? Ayer, para celebrar el #DíaInternacionalDeLaEducación, publicamos el vídeo resumen del I CAN Weekend. Para ir calentando, aquí dejamos un adelanto de lo que hablamos. Si ya conoces DFC, te invitamos a contestar también a las preguntas:

  • ¿Qué se te ha quedado guardado en el corazón del proyecto DFC?
  • ¿Qué te aporta como docente? ¿Y cómo persona?
  • Cuando implementas DFC, ¿qué cambia en…
    • la dinámica de las clases?
    • en el alumnado?
    • en el centro educativo?
    • en la comunidad?
  • ¿Qué crees que marca la diferencia en cuanto a otras metodologías alternativas?
  • ¿Qué te parece más innovador?
  • ¿Cómo se ha sentido tu alumnado haciendo el proyecto?
  • La educación es tuya ¡evoluciónala! ¿Qué te sugiere esta frase?

En DFC España agradecemos a todas las personas interesadas en evolucionar la educación que se impliquen, es necesario. Al principio de aterrizar DFC en España, trabajábamos directamente con los más jóvenes; al poco tiempo nos dimos cuenta de que el cambio tiene que empezar por el profesorado, por el equipo directivo, por las personas responsables de su educación. Por eso damos las gracias a Héctor, Eva, Ana María, Virtudes, Virginia, Kechu, Leo, Isi, (también a Raimon, Sonsoles, Cristina y Sonia: profes que no pudieron asistir al I CAN Weekend), y a todas las personas que se han atrevido a lanzarse a integrar el I CAN Mindset, para que cada vez más niños, niñas y jóvenes tengan la oportunidad de empoderarse, desarrollando sus capacidades y tomando conciencia del I CAN. A partir de sus propias ideas, de verdad están cambiando el mundo.

¿Y los alumnos y alumnas? ¿Quieres saber qué opinan? Por supuesto, también les preguntamos, ¡son las protagonistas! No te pierdas el post de la semana que viene 😉